La necesidad de promover la descarbonización del sector logístico a nivel mundial, es inminente. El impacto medioambiental negativo que nuestra industria está causando sobre el planeta es una realidad, y por ello, los únicos que podemos reducirlo o evitarlo somos nosotros.

Existe un gran número de empresas, tanto grandes como pequeñas, que ya están aportando su granito de arena para reducir el impacto medioambiental de la industria en el planeta. Para ello, se están desarrollando diferentes programas de responsabilidad social y sostenible que tienen como objetivo principal reducir este impacto, generando, por ejemplo, infraestructuras mucho más eficientes y sostenibles.

[…] se están desarrollando diferentes programas de responsabilidad social y sostenible que tienen como objetivo principal reducir este impacto, generando, por ejemplo, infraestructuras mucho más eficientes y sostenibles.

Lo que está claro es que gracias a las nuevas líneas de negocio y distribución online internacional, el sector logístico se encuentra en auge. Por ello, es fundamental que la industria empiece a trabajar en proyectos innovadores e inteligentes que se adapten a las necesidades del mundo actual y que respeten los recursos naturales y el entorno. Algunas empresas, se han tomado esta iniciativa como una herramienta para diferenciarse y expandirse dentro del mercado actual.

Aunque pueda parecer que encontrar este equilibrio entre las necesidades de nuestra industria y el entorno o medioambiente, sea una tarea complicada y costosa, podemos verlo desde la perspectiva del crecimiento económico, explorando un mercado de oportunidades diferentes para nuestra industria. Existe un amplio abanico de alternativas orientadas a contribuir a la mejora y cuidado del medioambiente. Estas alternativas están fuertemente arraigadas a la descarbonización, descongestión y reducción de emisiones nocivas contaminantes, entre otros, de nuestra industria. El objetivo es promover todas aquellas buenas prácticas que impulsen la movilidad sostenible y la eficiencia en las rutas.

En definitiva, es tan importante que pongamos en marcha medidas y planes de reducción del impacto medioambiental de las plataformas logísticas, como que las fomentemos y promovamos para hacer extensible el mensaje a otros sectores que pueden estar causando el mismo impacto medioambiental que nosotros. La clave está en desarrollar un ecosistema industrial internacional que sea lo más eficiente y sostenible posible, para poder ayudar al planeta conjuntamente, antes de que sea demasiado tarde y tengamos que tomar medidas drásticas, que afectarán considerablemente la operabilidad y trazabilidad de nuestra industria.

Hacia una nueva logística

25 de octubre de 2021|

El estallido de la crisis sanitaria a nivel mundial provocada por la aparición de la Covid-19 ha supuesto una prueba de fuego para toda la población, pero también para las empresas.