La cercanía del continente africano con nuestro país debería convertirlo en uno de nuestros socios comerciales preferentes. Sin embargo, las relaciones comerciales entre España y África se desarrollan de forma muy lenta, aunque progresiva. Actualmente las exportaciones españolas se centran en la región del Norte de África, alcanzando un 6,5% del total de exportaciones españolas durante el ejercicio de 2018.

Y, aunque, Senegal, Nigeria, Costa de Marfil, Ghana, Mauritania, Cabo Verde o Guinea Ecuatorial son algunos de los principales mercados hacia los que se exporta desde España, el Gobierno trabaja en ampliar esta lista para consolidar las relaciones comerciales con el continente africano. Tal y como ha manifestado Reyes Maroto, la ministra de Industria, Comercio y Turismo, recientemente, aumentar y mejorar la presencia española y de las empresas españolas en África es una prioridad en los próximos años.

[…] Senegal, Nigeria, Costa de Marfil, Ghana, Mauritania, Cabo Verde o Guinea Ecuatorial son algunos de los principales mercados hacia los que se exporta desde España, el Gobierno trabaja en ampliar esta lista para consolidar las relaciones comerciales […]

Un horizonte cercano

Si bien el aumento de las relaciones comerciales con África ha sido progresivo en la última década, el Gobierno de España plantea una estrategia específica para que este sea aún mayor en los próximos años. Para ello ha creado la estrategia “Horizonte África”. La finalidad no es otra que prestar a las empresas españolas toda la ayuda necesaria para que puedan desarrollarse y establecerse en el mercado africano. De esta manera, se espera que las relaciones comerciales con el continente aumenten de forma exponencial y España se convierta en un socio preferente. De esta manera se puede expandir la presencia de las empresas españolas más allá de las zonas norte y oeste donde ya se encuentra presente.

No cabe duda que la situación geográfica de África es fundamental para España. Generar un ambiente de colaboración entre los países africanos y España puede ayudar a mejorar la seguridad y estabilidad económica de ambos y, ayudar a evitar futuras crisis migratorias. A ello se une la solidez de los incipientes mercados del continente, que constituyen un marco perfecto para el desarrollo de unas relaciones comerciales sólidas.

Gracias a la facilidad para trasladar desde España todo tipo de mercancías por conexión aérea y por mar, y a las excelentes relaciones con países clave como Guinea Ecuatorial, construir un futuro comercial conjuntamente con África supone la evolución más natural para las exportaciones españolas. Actualmente son muchos los productos españoles que ya se han convertido en un referente en algunos países africanos, un efecto que se tratará de ampliar en un futuro a países del resto del continente.

Los sectores con más demanda

Si bien en la estrategia del Gobierno de España lo que se busca es un aumento de las relaciones comerciales con África a nivel general, lo cierto es que hay sectores en los países africanos cuya demanda destaca sobre los demás.

Maquinaria eléctrica, pavimentos y revestimientos cerámicos, productos de fundición de acero, cereales, maquinaria de construcción y obras públicas, envases y embalajes de papel, material eléctrico, huevos, combustibles y lubricantes o frutas de pepita son algunos de los productos españoles que han experimentado la mayor demanda por parte del mercado africano.

Maquinaria eléctrica, pavimentos y revestimientos cerámicos, productos de fundición de acero, cereales, maquinaria de construcción y obras públicas, envases y embalajes de papel, material eléctrico, huevos, combustibles y lubricantes o frutas de pepita […]

Una mayor relación para todos

La estrategia “Horizonte África” no supone únicamente una apuesta del Gobierno de España por la mejora de las relaciones comerciales de España con África. También busca incentivar a los demás países miembros de la Unión Europea para que mejoren sus relaciones con el continente. Establecer mejores relaciones bilaterales con el continente supondría, sin duda, un gran beneficio para ambos y para el desarrollo de sus economías tras la crisis económica que ha provocado la pandemia de la Covid-19.

Hacia una nueva logística

25 de octubre de 2021|

El estallido de la crisis sanitaria a nivel mundial provocada por la aparición de la Covid-19 ha supuesto una prueba de fuego para toda la población, pero también para las empresas.